Cirugía Bariátrica y Metabólica

CALCULADORA DE IMC

  • Bajo peso Menor a 18,5
  • Peso Normal 18,5 – 24,9
  • Sobrepeso 25 – 29,9
  • Obesidad
    Grado 1
    30 – 34,9
  • Obesidad
    Grado 2
    35 – 39,9
  • Obesidad
    Grado 3
    + 40

¿ Qué es la Obesidad?

La obesidad es una enfermedad crónica caracterizada por la acumulación excesiva de grasa en el organismo. La medida más utilizada para determinar el grado de obesidad es el índice de masa corporal (IMC). El IMC se basa en una relación entre el peso y la estatura, la cual nos confirma si hay indicación para realizar una cirugía bariátrica .

Dependiendo del IMC se denomina de forma diferente al obeso. Se considera a la persona:

  • Obeso con un IMC entre 30 y 34,9
  • Obeso Severo con un IMC entre 35 y 39,9
  • Obeso Mórbido con un IMC mayor a 40

El hecho de ser obeso es mucho más que un problema estético. La obesidad aumenta el riesgo de enfermedades tales como:

  • Presión arterial alta
  • Diabetes
  • Aumento del colesterol en la sangre
  • Problemas en las articulaciones (caderas, rodillas, columna)
  • Apnea del sueño
  • Cálculos en la vesícula
  • Enfermedades cardiovasculares (enfermedad coronaria, infarto cardíaco)
  • Problemas de reproducción
  • Algunos tipos de cáncer.

La obesidad es una enfermedad controlable, al igual que la hipertensión arterial o la diabetes, y por lo tanto requiere de programas de manejo a largo plazo como dieta, ejercicio, cambio en los hábitos de vida, manejo con medicamentos o manejo quirúrgico.

La obesidad se ha convertido en una de las enfermedades más frecuentes a nivel mundial. En los últimos años se han realizado estudios en donde se ha visto como resultado que las personas obesas realizan múltiples tratamientos con dietas y que estos producen pérdidas de peso importantes, pero de la misma forma en la mayoría de los casos el paciente recupera el peso perdido rápidamente. Es más se sabe que estos programas para el manejo de la obesidad severa fallan en el 95% de los pacientes.

¿Tengo Indicación de Cirugía?

Los pacientes con obesidad mórbida es decir con un IMC mayor a 40 kg/m² tienen indicación para un tratamiento de obesidad con cirugía. Los pacientes con IMC mayor a 30 kg/m² que presenten enfermedades relacionadas con la obesidad como los son la hipertensión, diabetes, apnea del sueño, (ver ¿Qué es la obesidad?) , afectaciones psicosociales ó que han probado muchas opciones de dietas sin ningún resultado favorable a mediano plazo también tienen indicación de cirugía.

Cada caso es diferente y será evaluado por el Dr Jiménez y el equipo médico con el fin de definir cuáles son las mejores opciones para cada paciente.

Los criterios generales médicos aprobados por IFSO — International Federation for the Surgery of Obesity and Metabolic Disorders, son los siguientes:

  • IMC mayor de 40
  • IMC mayor de 30 que presente (hipertensión, diabetes, apnea del sueño, artritis, dolor de columna, rodillas, afectación sicosocial, etc.)
  • Edad: entre 14 y 65 años
  • Ser obeso por mas de 5 años
  • Haber intentado ejercicios y dietas sin éxito
  • Estar dispuesto a hacer cambios sustanciales en los hábitos de comer
  • No tener alcoholismo o drogadicción, ni enfermedades mentales

Cuando de manera afirmativa se defina por el equipo médico que el paciente tiene indicación al tratamiento de la obesidad con cirugía, es importante que el paciente y su familia comiencen a concientizarse sobre el cambio en el estilo de vida, con el fin de poder obtener el mayor beneficio de la cirugía y poder garantizar resultados a largo plazo.

PROCEDIMIENTOS BARIÁTRICOS

Procedimientos bariátricos son todas las cirugías cuyo objetivo es conseguir una pérdida de peso de forma sostenida en pacientes con obesidad. Existen diferentes tipos de procedimientos bariátricos: Bypass gástrico, la Manga Gástrica (Sleeve), el Balón intragástrico, la Banda gástrica ajustable, entre otros. Actualmente los más recomendados según el caso del paciente son Bypass gástrico Manga Gástrica. Diversos factores médicos y personales afectan la decisión respecto al tipo de tratamiento indicado. Para tomar la mejor alternativa

PREGUNTAS FRECUENTES

Hay varios tipos de cirugías para la obesidad y es por esto que cada paciente deberá escoger con la ayuda del cirujano el mejor procedimiento según su caso. La cirugía se escoge teniendo en cuenta:

  • El peso
  • La edad
  • Las enfermedades asociadas
  • Las cirugías previas
  • La dieta consumida habitualmente
  • Los objetivos de reducción de peso

La selección del procedimiento se hace según el índice de masa corporal del paciente y las enfermedades asociadas que presente.

El procedimiento que en el momento consideramos el ideal es el SLEEVE o manga gástrica, el cual siendo un procedimiento restrictivo tiene un gran efecto hormonal en el control del apetito y la ansiedad por comer.

Al ser un procedimiento realizado por vía laparoscópica, la gran mayoría de las veces el paciente se hospitaliza el mismo día de la cirugía y se dará de alta el día siguiente al procedimiento, pocas veces se requieren dos días de hospitalización. Son más las ventajas de regresar pronto a casa:

  • Menor riesgo de infecciones hospitalarias
  • Menor riesgo de trombosis venosa
  • Mayor comodidad para el paciente y la familia
  • Menores costos

La cirugía definitivamente es el primer paso para ayudar al paciente a bajar a un peso saludable y en cierta medida ayuda a controlarlo a mediano y largo plazo, pero definitivamente los cambios en los hábitos (dieta saludable y actividad física) es lo que mantiene el peso saludable a largo plazo.

De acuerdo a esto, una persona que mantenga una dieta controlada y una actividad física regular permanecerá con peso saludable a largo plazo, en caso contrario si se recae en dieta alta en dulces, chocolates, helados, grasas o licores y además sedentarismo seguramente se recuperará peso.

La recomendación general es evitar el licor los primeros seis meses después de la cirugía, con el fin de bajar el máximo peso posible, llegar a su peso ideal y disminuir el hábito de consumo.

El licor tiene un alto contenido calórico por lo tanto se recomienda consumirlo solo de manera ocasional y en cantidad controlada.

Se ha demostrado que los pacientes operados de obesidad pueden presentar embriaguez con menores cantidades, mayor duración de la embriaguez y efectos secundarios (dolor de cabeza, sed, entre otros) más prolongado.

Después de la cirugía puedes sufrir cualquier enfermedad como cualquier ser humano. Podrás consumir todos los medicamentos que cualquier profesional de la salud considere indicado. Se recomienda que durante el primer mes se trituren o diluyan las cápsulas o tabletas.

Después del primer mes puedes tomar los medicamentos enteros.

Recomendamos permanecer en la ciudad cuatro días para asistir a la consulta de revisión e inmediatamente podrás realizar tu viaje de regreso en avión o en carro.

La mayoría de nuestros pacientes no requieren ingreso a cuidados intensivos y se trasladan directamente de la sala de recuperación a una habitación normal.

Sólo unos pocos pacientes necesitan recuperarse las primeras veinticuatro horas en UCI, entre ellos pacientes con:

  • Súper obesidad
  • Apnea del sueño severa
  • Comorbilidades múltiples y severas
  • Edad mayor de 65 años

No. El organismo regula la pérdida de peso, se espera una pérdida del peso total del 10% durante el primer mes posterior a la cirugía, un 5% durante el segundo mes y entre el tercero y el cuarto mes otro 5%, después del cuarto mes hasta el año se continúa con pérdidas regulares. Con lo que se conseguirá una pérdida mayor del 50% del sobrepeso.

Sí. Toda cirugía tiene riesgos. La cirugía bariátrica se considera una cirugía mayor, al igual que la mayoría de las cirugías bajo anestesia general en un paciente obeso mórbido. Se presentan complicaciones en menos del 5% de las cirugías bariátricas y la mortalidad es menor del 1%. En todo caso es más riesgoso convivir con la obesidad que operarse de la misma.

Todas las personas tienen una capacidad de recuperación diferente. En promedio, podrá reanudar sus actividades laborales a los 7 días. Los ejercicios físicos se realizarán un mes después de la cirugía.

No. Es lógico que toda cirugía cause molestias. Al realizar la cirugía por vía laparoscópica el dolor se reduce notoriamente. La mayoría de los pacientes operados dicen no haber sentido dolor importante en el postoperatorio, algunos inclusive no necesitan tomar analgésicos después ser dados de alta.

Es variable. La duración promedio de la cirugía es de una (1) hora. Algunas cirugías son más complejas que otras y el cirujano algunas veces no lo puede prever. Lo más importante es que su cirugía se desarrolle exitosamente.

No. La mayoría son reversibles, pero tal reversión es difícil y riesgosa por lo tanto se debe considerar como irreversible. La obesidad es una enfermedad crónica y su tratamiento, incluyendo la cirugía, debe durar toda la vida.

Sí. Lo cual es completamente normal, la gran diferencia radica en el control de la ansiedad por ingesta de alimentos y lograr saciedad con la ingesta de pequeñas cantidades de alimentos.

El objetivo es cambiar cantidad por calidad de los alimentos.

Sí. En general podrá comer todo tipo de alimentos pero en cantidad reducida. Es posible que los primeros meses experimente una intolerancia a cierto tipo de alimentos, pero esto mejora con el tiempo en la mayoría de los casos.

En algunos casos se presentará intolerancia a los dulces, lo cual es beneficioso en el contexto de tratamiento de la obesidad.

Los primeros ocho días consumirá solo líquidos y luego retomará gradualmente la consistencia normal de los alimentos.

No. La cirugía es el método más efectivo en el momento actual para el manejo de la obesidad pero no es infalible. El tratamiento de la obesidad requiere de un gran compromiso del paciente.

Una dieta saludable y un programa de actividad física son indispensables para lograr el éxito. La cirugía es parte del tratamiento.

Con cirugía bariátrica la mayoría de los obesos mórbidos logran la pérdida de peso esperada y necesaria para lograr los objetivos trazados.

Sí. Preferimos que se evite un embarazo durante el primer año después de la cirugía para no frenar la pérdida de peso y lograr llegar al peso ideal. Debe seguir algún método anticonceptivo durante este período. Después podrá tener hijos sanos.

Depende de muchos factores. No todos los pacientes requieren cirugía plástica. Si la pérdida de peso fue muy importante (peso previo muy excesivo), si ha tenido muchos hijos, si no realizó suficiente ejercicio, si tiene objetivos estéticos es posible que requiera cirugía plástica.

En cambio si la pérdida de peso no fue excesiva (peso previo no tan excesivo), si realizó suficiente ejercicio, si no tiene edad muy avanzada es posible que no requiera cirugía plástica. En caso de realizarse se deberá llevar a cabo cuando la pérdida de peso haya culminado, se halla logrado un peso estable durante varios meses para obtener los mejores resultados estéticos.

No. Con las técnicas utilizadas en la actualidad ningún paciente debe desnutrirse. Debe seguir las recomendaciones nutricionales que se le den y podremos tener una pérdida de peso controlada hasta el objetivo final que es el peso ideal.