Testimonios

LILIANA TAJELDIN

LILIANA TAJELDIN

Mi nombre es Liliana Tajeldin. Casada con dos niños luego de la última cesárea engorde quede pesando 87 kilos, desesperada y cansada de tantas dietas tomé la decisión de operarme y me hice Sleeve o manga gástrica, no tanto por el aspecto físico sino por salud hoy en día llevo dos años y medio que me practique la cirugía, la cual no me arrepiento al contrario me siento feliz con el resultado en tan poco tiempo sin sufrir, sin dejar de comer lo que más me gusta el dulce. Doy gracias al doctor Kike Jiménez Amín por tan buen médico y un ser humano excepcional ya que no nos ve como clientes sino como pacientes. Felicidades doctor espero que siga regalándonos ese don.

FREDDY CANTILLO

Al principio te da miedo tomar una decisión de operarte el estómago. Pero, ese miedo se va cuando encuentras una persona carismática, alegre, experta y sabia. Lo complicado lo vuelve fácil. Esa ha sido mi experiencia después de tener mi transformación personal de la mano con el Dr Manuel Jimenez. Hoy, solo me queda decirle gracias por su cuidado y atención, usted me ayudó a llegar al peso donde quería llegar. Hoy, puedo decirme a mí mismo: “Lo logré”. Gracias, por siempre, Kike Jimenez. Daré el 100% para que muchas personas enfermas de Obesidad puedan también lograr su objetivo. Usted es el causante de que exista un programa psicológico llamado COMER SIN ANSIEDAD, donde operamos la mentec y se basa en aquel principio que me dijiste una vez: ” Yo te opero el estómago pero no la mente”. Gracias por aceptar ser mi compañero de viaje en este nuevo caminar.

ANUAR BELTRÁN

Yo pesaba 124 kilos y mi vida era tan monótona y pesada me cansaba con dar unos cuantos pasos, cualquier cantidad de dolores musculares y manchas en la piel, desde el momento que tomé la decisión de realizarme una cirugía bariátrica orientada por el excelentísimo Dr Kike Jiménez Amín mi vida tuvo un giro de 180 grados mi peso actual es de 73 kilos me siento super saludable no me duele nada, mi imagen es totalmente mejorada, siempre me siento activo y sin dolores, las manchas de mi rostro desaparecieron, en fin son tantas cosas positivas que me tienen feliz y muy agradecido con Dios y el grupo de trabajo del Dr Jiménez del cual siento un gran agradecimiento por llevar a cabo tan excelente cirugía y con los resultados que resaltan a la vista hoy después de 11 meses me siento super feliz y decidido a mantener tan majestuosa obra.

CLAUDIA MONTAÑO

Hoy justo un año después mi vida cambió por completo, soy una nueva persona, una mujer más segura de si misma, más feliz y que ahora disfruta comprar ropa, mirarse a un espejo y muchas cosas entre otras. Mi cambió no fue solo por fuera sino también por dentro. Solo tengo palabras de agradecimiento para ti Kike por tu dedicación y por esa entrega en lo que haces, eres una gran persona Dios me envió un angelito vestido de médico para un propósito y se cumplió. Gracias mil gracias por todo. Hoy orgullosamente tengo 26 kg menos y así será siempre. Un abrazo y nunca olvides que eres mi doc preferido.
Definitivamente fue la mejor decisión que pude haber tomado.

MAYRA CORENA

Más que agradecida con Dios por haber puesto este ángel en mi camino, hoy solo puedo decir gracias mi doc por esta nueva oportunidad. Felicidad es poco.

JUAN ALBERTO ARRAUT

MARIA ANGELICA VELEZ

Para mi la cirugía bariátrica fue un cambio radical, la luz que mi vida necesitaba, el respiro que mi autoestima gritaba. Es un proceso donde debes dar todo de ti para lograr el cambio tanto físico y mental, Hay que soñar y luchar para conseguir ese sueño, Esto fue y siempre será la mejor opción y decisión de mi vida. Da una felicidad al ver los cambios, una felicidad indescriptible de poder lograr algo que jamás creerías que iba a pasar.

Mi recomendación es seguir todo al pie de la letra y no dejarte ganar por esos simples antojos que harás una vez y ya, mentalizate y cumple la meta pactada. Tendrás satisfacción por siempre.

Gracias al mejor doctor del mundo Kike Jiménez Amín, por lograr que este anhelo, este sueño se hiciera completamente realidad.

MARY BORJES

Hace un año y tanto tomé la decisión de cambiar, ha sido un año difícil y maravilloso, todo el mundo siempre tiene una opinión; pero quienes no han pasado por esto no saben lo difícil o fácil que es; no es fácil manejar la ansiedad pero en fin con 50k menos me volví a encontrar, la belleza exterior no lo es todo pero hoy levito, me siento cómoda con mi cuerpo aún con sus defectos, excesos y cicatrices que están para recordarme que fueron parte del proceso y que muestran que no existe nada en el mundo que no podamos conseguir!
Gracias por la motivación, las palabras, por aguantar los malos días y por siempre estar ahí, imposible mencionarlos cuando vivo feliz porque mejores amigos y mejor familia no he podido tener, mi mejor apoyo fueron cada uno! Y eso vivirá siempre en mi corazón!

MAYRA MERLANO

Soy una mujer de 29 años de edad, desde los 14 años fui diagnosticada con síndrome de ovarios poliquísticos, sumado a esta condición, los factores herenciales de diabetes, hipertensión, una discopatía en mi columna vertebral, mi vida sedentaria y mis mil dietas fracasadas; me convertí en una bomba de tiempo que en cualquier momento haría que mi cuerpo dijera NO MÁS!
Hace aproximadamente un año y 8 meses mi vida tomó un nuevo destino; conocí a la persona con quien hoy vivo infinitamente agradecida al igual que a mis padres y Dios, quienes fueron mi motor en todo este largo proceso y lejos de pensar que había cualquier posibilidad de cambiar el destino de mi vida, de morir por un ataque o enfermedad cardiovascular, condenada a ser diabética para el resto de mi vida o aún peor con cero posibilidades de tener hijos por mi condición; hoy digo GRACIAS, INFINITAS GRACIAS A LA CIRUGÍA BARIÁTRICA, a mi doctor Kike Jiménez Amín; quien sería esa persona que cambio mi vida y a su excelente grupo de especialistas, por quienes puedo decir que volví a nacer.
Hoy soy una mujer de 65 kilogramos contra 102 que pesaba al inicio de mi proceso; me encuentro totalmente sana, viviendo estilos y estilos de vida más saludable con más energías para caminar cada día, al lado de un hombre maravilloso que sido mi mayor estímulo y con la bendición de Dios en mi vientre al llevar conmigo una preciosa niña con un crecimiento normal y sano contra todo pronóstico.
Gracias a Dios por llenarme de mucha fuerza de voluntad, porque la mente y el cerebro luchan cada día contra toda condición, porque a vista de los que notan cada cambio, el sacrificio diario es muy grande, nadie dijo que sería fácil pero tampoco nadie te podrá decir que es imposible; ¡YO LO LOGRE!